Ratattouille, la receta perfecta

21/04/2009

Comparado con la cocina, el cine es un arte incompleto. No intervienen los 5 sentidos.

 

 Pero esto no le impide a Ratattouille hablar de la explosión sensorial de la cocina y la buena mesa desde unos recursos, absolutamente audiovisuales. Esencialmente, es la historia de un personaje aparentemente insignificante que persigue sus sueños gastronómicos hasta hacerse con ellos. En París, nada menos.

 La película es tan consciente de su necesidad de enraizamiento en los mitos franceses que no duda en valerse de sus estereotipos con fines de comedia de humor blanco y resultados excelentes (“No queremos ser maleducados, pero somos franceses”, dice el personaje de Colette en un momento dado). Es evidente que el director, Brad Bird, a quienes sus compañeros de trabajo definen como “un monstruo” (en el buen sentido de la palabra), no permitió que el hecho de no saber de música le impidiera hacer de esta película algo tan suyo como lo hizo con su obra anterior con PixarLos increíbles (2004).

 

El cine es un arte limitado, sí, pero en películas como ésta no sólo casi consigue superarse esa limitación, sino que a uno se le hace la boca agua con el panorama de delicatesen que ofrece, en todos los aspectos. Es especialmente conmovedor el cariño que se ha puesto en cada píxel de esa película, el mimo al más mínimo detalle. En los planos cerrados sobre Rémi, vemos cómo tiembla su pecho por el rápido latido del corazón de los roedores. Y eso no tiene precio.

 

 La banda sonora de Ratatouille, compuesta por Michael Giacchino, hace juego a la perfección con la premisa de la película. Llena de guiños a Francia y a su música típica, la que siempre aparece en las películas, y con el acordeón cono seña de identidad. Pero no se queda ahí, por supuesto. No hace falta ser un gran experto para detectar las marcadas influencias jazzísticas en la música de toda la película, ni el aire latino de algunos de los temas, ni la incorporación de instrumentos no siempre tomados en serio como el ukelele. Hay una mezcla sutil de muchos elementos musicales que se corresponde con la mezcla de estilos visual, y el resultado es sorprendentemente homogéneo a ése respecto. La música en esta película nos ayuda a entender mejor lo que les ocurre a los personajes, es decir, sus transformaciones internas. En cierto modo, resulta un apoyo al guión a la hora de justificar ciertas evoluciones en el arco dramático de algunos de los personajes. Por otro lado, la música permite que los espectadores puedan, en determinados momentos, anticiparse al resultado de determinados momentos de tensión. Cabe destacar que la empatía entre música e imágenes es casi absoluta, porque ésta es una película sin motivos ocultos: los buenos son muy buenos, y los malos, si no son redimibles, se dejan por imposibles, pero la historia es completamente sincera en su desarrollo.

 

Sin ser el tema principal, la canción Le Festin es el más importante, y el que el espectador recuerda e identifica por encima de los demás (aunque eso también se debe, en parte, a que es el único tema que tiene una versión cantada con letra, lo cual le da relevancia respecto a los otros). El mensaje al que podemos asociarlo es el lema de Gusteau, “Todo el mundo puede cocinar“.

 

 

 

Podemos finalizar concluyendo que Ratattouille maneja a la perfección una complicada mezcla de ingredientes. La unión perfecta se refleja en dos breves escenas, en las que se explica la explosión de sabores que tiene lugar en la boca de Rémi, donde a partir de una interacción entre imágenes abstractas y golpes musicales se transmite algo más que la suma de imagen y música. Esta escena, aunque anecdótica dentro del conjunto de la película, es representativa de su voluntad de trascender más allá de la historia y de la imagen. Esta voluntad es la que distingue a Ratatouille de otras películas. Hay cosas que sólo pueden hacerse en una película de animación, pero incluso en ese género, Ratatouille se distingue, porque desde el primer minuto hasta el último, es un plato cocinado con mucho mimo.  

                            

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: